lunes, 18 de junio de 2012

De regreso



         Había abandonado un poco esta suerte de diario porque estuve recibiendo muchos comentarios negativos y preferí continuar el camino sin opiniones malintencionadas para enfocarme y lograr lo que siempre he querido: convertirme en una verdadera wiccana.
         Lo sorprendente de todo el asunto es que los ataques los recibía de parte de personas que hacen llamarse wiccanos también, pero que según mi opinión y el conocimiento que tengo hasta ahora, no han entendido el significado del “vive y deja vivir”.
         En fin, ya dejando eso a un lado, les cuento que vengo con muchas ganas de seguir relatando lo que son mis vivencias en este nuevo camino que hace dos años llevo transitando pero que es últimamente cuando más fuerte lo he vivido gracias a que ya tengo un maestro que no sólo me ayuda, sino que me hace enamorarme cada vez más de este hermoso sendero.
         El año pasado les comenté que todo empezó gracias a que mi mejor amigo tuvo una novia wiccana y al hablarme de la religión yo empecé a averiguar y descubrí que era mi camino. Pues, esa persona me estuvo intentando guiar, pero yo sentí muchísima desconfianza.
         A pesar de que yo leía mucho acerca del tema, buscar en internet o leer libros no te da un orden exacto para aprender, así que estaba bastante confundida y la chica en cuestión no me aclaraba mucho, sólo me llenaba de más información desordenada.
         Si algo debo agradecerle es la buena música que me recomendó y el haberme dado esa chispa que estaba esperando para poder empezar a vivir la vida plenamente, en equilibrio con el Universo.
         Seguiré contándoles cómo sucedió todo con esta wiccana que se me cruzó en el camino por unos instantes y que luego decidí dejar a un lado e iniciar mi propia educación. Bendiciones de luz para todos ustedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada